Saltar al contenido

Ácido Ascórbico: ¿Qué es y para qué sirve?

Ácido Ascórbico: ¿Qué es y para qué sirve?

El ácido ascórbico se usa en el tratamiento de deficiencia de vitamina C.

Uno de sus principales usos es la prevención y tratamiento del resfriado común.

Comprar en Oferta vía WhatsApp

Asimismo, funciona para combatir infecciones, cicatrizar heridas y mantener tejidos saludables.

Este medicamento puede ser ingerido de manera oral o inyectable.

¿Cómo funciona el Ácido Ascórbico?

Este medicamento es un antioxidante que ayuda a prevenir el daño en los tejidos causado por los radicales libres.

Asimismo sirve para prevenir o tratar el escorbuto, un padecimiento que se manifiesta en fragilidad capilar, sangrado de vasos y encías, lesiones en cartílagos, anemia, y cicatrización lenta de heridas.

En su presentación inyectable, puede ser administrado en casos de:

  • Dieta restringida
  • Senectud
  • Prevención de resfriado común
  • Fragilidad capilar aumentada
  • Trastornos vasculares
  • Trastornos sanguíneos
  • Quemaduras

También se le conoce como vitamina C.

¿Cómo tomar Ácido Ascórbico?

La vía de administración de este medicamento es oral.

La dosis por lo general recomendada es de 1 a 2 gramos al día.

Este medicamento se puede tomar de manera diaria, siempre y cuando se exceda la dosis recomendada.

Ácido Ascórbico en alimentos

Al ser vitamina C, esta sustancia se encuentra de manera natural en frutas y verduras. Una buena dieta incluyendo todo tipo de alimentos naturales puede darte la cantidad necesaria para el buen funcionamiento de tu cuerpo:

Los 5 alimentos con mayor cantidad de ácido ascórbico son:

  • Guayaba
  • Grosella negra
  • Pimiento rojo
  • Chile
  • Perejil

Asimismo, puedes incluir kiwi, col rizada, brócoli, fresa, bayas, durazno, granada, papaya, papa, calabaza, coliflor, espinaca.

Pregunta a tu médico que otros alimentos son ricos en vitamina C y consúmelos de manera variada.

¿Cuánto cuesta y dónde puedo comprar Ácido Ascórbico?

Esta sustancia está considerada como un suplemento alimenticio y puede ser encontrado en farmacias bajo diferentes nombres comerciales y presentaciones. Revisa la siguiente información de marcas y precios.

Redoxon

Con varias presentaciones se puede hallar para consumo en adultos y niños. Su precio ronda entre los 90 y 130 pesos mexicanos.

Aderogil

Una marca reconocida que contiene la sustancia activa, Ácido Ascórbico y otros elementos que ayudan a combatir la gripe y otros padecimientos.

Su precio ronda entre los 50 y 150 pesos mexicanos

Recuerda que puedes adquirirlas en cualquier farmacia física o puedes optar por revisar las promociones en línea de prixz.com

Ácido Ascórbico en embarazo y lactancia

Durante la etapa de gestación, la administración de este medicamento no está contraindicada, sin embargo, el especialista médico debe determinar las dosis oportunas. De manera general, de 80 a 100mg diarios son suficientes.

Para la lactancia, se tiene que saber que la vitamina C se excreta por la leche materna, por lo cual, se debe cuidar, de igual manera, la cantidad administrada.

Ácido Ascórbico y alcohol

No existen contraindicaciones estrictas en referencia con la combinación con alcohol, sin embargo, se ha demostrado que se puede reducir la absorción del ácido ascórbico con tal mezcla. Su eficacia disminuye.

Precauciones de Ácido Ascórbico

Cuando se pretenda iniciar un tratamiento con Ácido Ascórbico, se deben tener claras las contraindicaciones y advertencias que presenta este fármaco.

No usar:

  • Hipersensibilidad a la sustancia activa.
  • En caso de tener una úlcera péptica.
  • Diabetes mellitus.
  • Presentar deficiencia de la glucosa-6-fosfato deshidrogenasa.
  • historia de cálculos renales.

Interacciones con:

  • Estrógenos.
  • Corticosterioides.
  • AAS, barbitúricos, tetraciclinas.
  • Fenotiazinas.
  • Flufenazina.
  • Desferrioxamina

Efectos secundarios de Ácido Ascórbico

Existen muy pocas reacciones adversas con el uso de este fármaco, las más común es la reacción alérgica por hipersensibilidad a la sustancia activa.

Sin embargo, en altas dosis puede provocar:

  • Pérdidas fecales
  • Diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Gastritis
  • Vómito